Este lugar pretende divulgar la obra grabada en linóleo de Pablo Picasso desde un punto de vista didáctico al mismo tiempo que riguroso

martes, 24 de julio de 2012

La estampa enjuagada (I)

La técnica comienza con la estampación de la plancha con tinta blanca grasa sobre el blanco del papel. Es la primera y fundamental fase del procedimiento, en la cual queda en la estampa la superficie no grabada recubierta de tinta blanca, mientras que las líneas que han sido trazadas por las gubias y cuchillos permanecen en el papel vírgenes, a la espera de un posterior  baño de tinta china, un material de base acuosa que será repelido por la tinta grasa blanca pero que se irá metiendo en las partes del papel que no tienen esta tinta. Cuando la tinta china es absorbida por el papel, se enjuaga la prueba para eliminar el excedente que pueda quedar sobre la tinta grasa blanca. Esta técnica permite que las líneas incisas de la plancha, que darían blanco en una estampación clásica, queden en un peculiar negro desvaído. 1963 es el año donde Pablo Picasso comienza a emplear esta técnica, por un lado con antiguas planchas, que son estampadas en un blanco crema sobre el blanco del papel y de las cuales se suelen obtener cuatro o cinco pruebas mediante esta técnica. Los ejemplos más antiguos que conocemos son los de la aplicación de la técnica a planchas realizadas en el año 1956, como Mujeres ante el espejo o Mujeres en su aseo, y en el año 1959, en trabajos de tema taurino y báquico, entre otros.
Estampa impresa y plancha entintada tras su pase por la prensa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada