Este lugar pretende divulgar la obra grabada en linóleo de Pablo Picasso desde un punto de vista didáctico al mismo tiempo que riguroso

jueves, 14 de junio de 2012

No autorizado

No hay artista que se precie que no tenga una biografía no autorizada, es decir, no aprobada por él mismo o por los gestores de sus derechos. En el caso de Pablo Picasso, además de biografías existen esposas, amantes, amigos, electricistas e incluso familiares no autorizados; ahora, un catálogo. Como dicen los editores de Pablo Picasso. The Complete linoleum cuts 1939-1968, la suya no es una publicación oficial de Succession Picasso, ni aprobada o promocionada por esta administración, y de ellos -Alan Wofsy Fine Arts LLC- es la completa responsabilidad, ya ejercida en otras publicaciones de The Picasso Project. Los méritos de la obra son anunciados certeramente por estos atrevidos norteamericanos: es el primer catálogo razonado en mostrar ejemplos de estados, ediciones y variaciones de las matrices; pero no es el catálogo razonado más completo, pues carece por ejemplo de las descripciones y enumeraciones de los estados de cada grabado, labor ya realizada por otros.  La búsqueda del sistema ideal de catalogación continúa siendo un problema no resuelto, aunque se ha intentado aunar los dos conceptos existentes hasta el momento, con una correcta solución. Es en ese sentido en el que el trabajo se nos muestra más como una recopilación, de la misma manera que ocurre con los textos, ya publicados, solo que es una más que útil recopilación. Una objeción personal es la ausencia de los trabajos datados en 1969 que partían de una matriz de linóleo y que se editaron como cerámicas, ya reseñados por Bloch y por Ramié. A pesar de todas las ponderaciones, hay que saludar la llegada de cualquier nuevo trabajo sobre Picasso que nos permita conocer mejor su obra, y en este caso la editorial se ha esmerado con el volumen, el mejor editado con diferencia hasta el momento de los dedicados al artista malagueño, a todo color en todas las ilustraciones y con una calidad más que aceptable. El lector podrá sorprenderse, una vez más, con la belleza de las obras y con la creatividad del artista, aunque hay que subrayar que ni las más modernas y exquisitas técnicas de reproducción gráfica son capaces de captar la riqueza de las estampas originales. Enhorabuena por la consecución de una labor que, al tratarse de Picasso, siempre adquiere connotaciones prometeicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada