Este lugar pretende divulgar la obra grabada en linóleo de Pablo Picasso desde un punto de vista didáctico al mismo tiempo que riguroso

domingo, 27 de mayo de 2012

Los niños perdidos

El Nene, publicación infantil de la Escuela de Plasencia del Monte (Huesca)

En la España de la Segunda República, la regeneración de la escuela nacional fue impulsada por anónimos maestros y llevada a cabo en la mayoría de los casos en lugares difíciles de encontrar en los mapas, con pocos habitantes y duras condiciones de vida, prácticamente incomunicados, que de pronto pudieron abir los ojos al mundo y abrir los ojos del mundo ante la sorpresa de su existencia. Así, en poco tiempo hubo niños que se carteaban con otros niños de otros países y de otras lenguas, que intercambiaban entre ellos experiencias y revistas impresas por ellos mismos, con textos y grabados en linóleo que comunicaban su propia realidad al resto del mundo. Dejaron de ser niños perdidos a la par que encontraban y descubrían su propio lugar en la tierra.

En la famosa creación de James M. Barrie, los niños perdidos tenían como capitán a Peter Pan, aquel que no quería crecer y formar parte de una triste realidad, aquel que quería mantenerse siempre en el ideal. El personaje del actor Fernando Fernán Gómez en la película de José Luis Cuerda La lengua de las mariposas, puesto en pie por Manuel Rivas en la literatura y adaptado a la imagen por Rafael Azcona, es la perfecta recreación de uno de esos idealistas capitanes al mando de un ejército de niños, que perdieron todo con la Guerra Civil: algunos su vida y otros su infancia y su país.

La Cooperativa de Enseñanza Laica de Célestin Freinet tuvo desde sus inicios una marcada vocación internacional, desarrollando pronto su labor en España gracias a la renovación pedagógica impulsada por la Segunda República. Jesús Sanz, profesor de la Escuela Normal de Lérida, becado en el Instituto Jean Jacques Rousseau de Ginebra durante el curso 1929-1930, conoció entonces a Freinet y su nueva pedagogía, compartiendo las nuevas experiencias con Herminio Almendros, inspector de primaria, que desde su cargo animó a maestros como los desgraciadamente futuros exiliados José de Tapia o Patricio Redondo Moreno a introducir la imprenta en el aula. Congregados en torno al grupo Batec, el carácter asociativo del movimiento colaboró a la rápida expansión de los nuevos métodos por Lérida y Huesca. El comienzo de la Cooperativa Española de la Técnica Freinet se data entre 1933-1934, con su primer congreso en Lérida, y su órgano representativo, la revista Colaboración, en su número de julio de 1935 señalaba cómo en el curso 1932-1933 las enseñanzas de Freinet se impartían en las escuelas leridanas de Montoliu con Tapia y Puigvert con Redondo, Plasencia del Monte en Huesca con el maestro Simeón Omella y Caminomorisco en Cáceres (Las Hurdes) con Maximino Cano Gascón. En 1933, en Barcelona, el mismo Célestin Freinet impartía dos conferencias. Los cuadernos escolares, libros de vida, periódicos escolares o cuadernos de trabajo según las distintas denominaciones al uso tuvieron gran éxito y un buen número de seguidores, cumpliendo la premisa de la imprenta en la escuela y trabajando el grabado en linóleo y el texto libre: Libros vividos en Montoliu de Lérida; L'Afany en Puigvert de Lérida; Inquietud de la escuela de Menàrguens, Lérida; Trabajos escolares vividos y El Nene (publicación infantil) en Plasencia del Monte; Ideas y Hechos de la escuela nacional de la Factoría de los Ángeles y Niños, pájaros y flores de la escuela de La Huerta en Caminomorisco; L'Espiga de Plana Rodona (Olérdola) en Barcelona; Baixeras, del Grupo Escolar Baixeras de Barcelona; Salut, colonia escolar Santa Fe del Montseny (Barcelona); Vilabesos, del grupo escolar Buenaventura Carles Aribau (San Andrés, Barcelona); Vida Escolar y Literatura Infantil en la Escuela Unitaria de Niños de Cabrejas del Pinar (Soria); Renacer, Islas Baleares...

Después del estruendo de las armas, sin capitanes, los niños volvieron al olvido, siguieron siendo niños perdidos. La memoria histórica y el tesón y la abnegación de muchos han podido recuperar una parte del pasado de esos niños, y del pasado negado a todos nosotros, a todo un país: en una fotografía francesa podemos ver a varios de esos niños españoles intentando recuperar su vida en la escuela de Freinet, lejos de las llamas de su historia, de las cuales ha escapado también un cheque firmado por Pablo Ruiz Picasso en 1938 con la leyenda A L'ORDRE DE Comité Nacional de Ayuda a España.
Escuela Nacional Graduada de Villafranca del Penedés


No hay comentarios:

Publicar un comentario