Este lugar pretende divulgar la obra grabada en linóleo de Pablo Picasso desde un punto de vista didáctico al mismo tiempo que riguroso

viernes, 3 de febrero de 2012

El grabado en relieve


Picasso  realizó a lo largo de su dilatada carrera artística obras en una variedad de materiales y multiplicidad de procedimientos que asombran tanto por su cantidad como por su calidad. Cada una de estas nuevas técnicas fue aportando nuevos valores a los ya amplios conceptos artísticos del autor, en un principio desarrollándose desde una ortodoxia más o menos fiel para a continuación transformarse y transformar. Dentro de sus incursiones en el mundo del grabado, campo importantísimo dentro de su producción artística, que comienza a visitar en 1899 con la técnica del aguafuerte, los esfuerzos dedicados al grabado en relieve son más desconocidos y menos abundantes, pero no por ello apasionantes y esclarecedores.

El grabado en relieve, uno más de los varios procedimientos gráficos consagrados a la estampa, 
parte de una matriz o base
a la que se sustrae materia por diversos medios
para obtener las partes que quedarán en blanco
                                          
cuando el rodillo ponga la tinta
en la superficie de la plancha

y el papel, colocado sobre esta,

nos muestre la estampa (invertida respecto a la plancha).
En Picasso podremos encontrar alteraciones de procesos e intercambio de técnicas, ediciones con los diversos estados de una misma estampa, grabados sin matriz, estampas sin papel, tintas blancas sobre negro o  sobre blanco invirtiendo los valores de línea y plano, concavidades talladas que acaban convertidas en cerámica o un baño de agua que convierte fondo en forma y viceversa con ayuda de la tinta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada