Este lugar pretende divulgar la obra grabada en linóleo de Pablo Picasso desde un punto de vista didáctico al mismo tiempo que riguroso

lunes, 6 de febrero de 2012

El grabado en linóleo


El material llamado linóleo o linoleum fue creado en el siglo XIX en Inglaterra, patentado en 1863 como revestimiento y aislante para suelos, gracias a sus características de impermeabilidad, blandura y resistencia debido a su composición de polvo de corcho, aceite de linaza y gomas y resinas comprimidas, todo dispuesto sobre un entramado de yute o arpillera que le da ese característico aspecto en su reverso. Su éxito fue tan relevante que en poco más de una década la marca comercial Linoleum pasó a denominar genéricamente el tipo de material. El hecho de que su composición sea granular y no de fibras permite que pueda ser trabajado en cualquier dirección, con una facilidad de corte que es imposible en la madera.
Parte trasera de la misma plancha
Parte delantera de un linóleo
Su blandura posibilita una gran facilidad de trabajo tanto en la incisión con gubias como en el corte con diferentes tipos de cuchillas, al mismo tiempo que es lo suficientemente resistente para el trabajo de grabado y el posterior de la estampación con unos cuidados mínimos. Su uso en el grabado ha permitido que se desarrollen instrumentos especiales para este material, cuchillas y gubias de acero prensado fino de multitud de perfiles, que pueden ser insertados sobre un mango universal y que tienen filos de mayor durabilidad.
Juego de cuchillas
Mango para insertar las cuchillas


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada