Este lugar pretende divulgar la obra grabada en linóleo de Pablo Picasso desde un punto de vista didáctico al mismo tiempo que riguroso

domingo, 5 de agosto de 2012

La estampa enjuagada (II)


Estampa entintada antes del enjuagado final
La técnica de la estampa enjuagada será aplicada por Picasso también a nuevos trabajos, de los cuales se hará incluso una edición con dicha técnica (cincuenta ejemplares más unas veinte pruebas de artista, como era habitual en todas las planchas editadas por la Galería Louise Leiris), como ocurre con las obras de mediados de octubre de 1963 Abrazo I y Abrazo II, trabajos de líneas de temática amorosa con una gran relación con los aguafuertes del mismo tema y época. Cuando uno observa la riqueza de la superficies de estas estampas y los sorprendentes juegos que ha producido la tinta china enjuagada, con goteos, brochazos, resaltes de tonos... acaba comprendiendo la fascinación de Picasso por el procedimiento. También nos encontraremos con que obras de las que no se realiza una edición numerada, como Abrazo III, también de 1963, tienen unas veinte estampas enjuagadas entre sus dos estados, lo cual indica la importancia que da el artista al procedimiento. Margaret Silberman, que asistió a la realización de una estampa enjuagada por Picasso en 1969, comenta que el artista buscaba para su obra ese aspecto casero, hecho a mano, irregular, lejos del acabado perfecto y homogéneo. Toda una serie de fotografías realizadas por Edward Quinn (1920-1997) en el cuarto de baño de Picasso nos lo muestran realizando esta técnica y utilizando su bañera y ducha para el enjuagado de la prueba, a veces acompañado por su impresor Arnéra y a veces mostrando los resultados y analizándolos junto a personas cercanas, como el propio Arnéra o su biógrafo y amigo el artista Roland Penrose (1900-1984).
Estampa enjuagada y acabada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada