Este lugar pretende divulgar la obra grabada en linóleo de Pablo Picasso desde un punto de vista didáctico al mismo tiempo que riguroso

viernes, 16 de marzo de 2012

La plancha perdida

Se llama así a l a técnica de grabado que se desarrolla sobre una sola plancha, trabajándola al tiempo que se realiza la estampación completa. Si, por ejemplo, el grabado requiere dos colores, esto supondrá un primer trabajo sobre la plancha para el color más claro, su estampación y la continuación del grabado de la plancha, para terminar superponiendo el segundo color, más oscuro (y opaco), sobre la estampación anterior, con el nuevo estado de la plancha. No se admiten errores ni arrepentimientos en el proceso.
Toros en Vallauris 1955 supuso un primer acercamiento  de Picasso a la técnica de la plancha perdida, con un trabajo estructurado y geometrizado que no tendrá nada que ver con la libertad de ejecución alcanzada más adelante: en primer lugar se imprimió toda la plancha en color amarillo, habiéndose trabajado solo la parte central izquierda de la estampa, donde se representa al toro rodeado de cabezas de espectadores (el blanco del dibujo es el del papel), parte que será cortada para a continuación imprimir el color rojo tras haber trabajado la parte central derecha de la estampa, con el torero rodeado de cabezas de espectadores (permitiendo contornear este dibujo con el amarillo de la primera estampación); por último, se le habría superpuesto una plancha diferente con una forma de i latina mayúscula para la estampación con la tinta negra , donde se escribieron las letras TOROS en la parte superior y EN VALLAURIS 1955 en la parte inferior, vaciando el material con la gubia (permitiendo obtener las letras en el rojo de la estampación anterior).
Una recreación del  primer estado de la plancha, entintado en amarillo y listo para su estampación
La recreación del segundo estado de la plancha, entintado en rojo y listo para su estampación sobre lo anterior 
Tras este alarde técnico, será en agosto de 1959 cuando veremos desarrollarse el procedimiento más pictórico, en una serie de estampas ( concretamente tres)  dedicadas a la Tauromaquia, de pequeño formato (16,5 x 22,5 cm) y comenzadas todas el mismo día 23, trabajos que tendrán su continuidad en días sucesivos con mayores formatos. La estampación comienza con un fondo homogéneo de color claro, un beige, al cual se le va a superponer un marrón para terminar con un negro.

Se comienza por una plancha para el fondo



estampada en beige con este resultado.
Se sigue trabajando el segundo estado


y se estampa en marrón sobre la edición anterior.

El trabajo del tercer estado se entinta en negro
y se estampa sobre las dos tintas anteriores.

El hecho de que esta técnica fuera desarrollada profusamente por Picasso, sobre todo en 1962, deja bien claro el camino seguido, con obras donde se pueden constatar cinco y seis estados de trabajo progresivo sobre la plancha y una riqueza de color y de concepto como pocas veces se ha visto en la obra gráfica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada