Este lugar pretende divulgar la obra grabada en linóleo de Pablo Picasso desde un punto de vista didáctico al mismo tiempo que riguroso

sábado, 15 de septiembre de 2012

Plancha puzle

Recreación gráfica de las dos planchas dispuestas en su orden de tirada y entintadas para Vallauris-1956 Exposición 

La facilidad del linóleo para ser cortado y poder darle forma permite realizar auténticos puzzles de planchas, cada una entintada con un color, técnica ya practicada en la xilografía por Edvard Munch (1863-1944). A veces al puzle se le superpone en la estampación una plancha con un solo color para darle coherencia al conjunto. Vallauris-1956 Exposition ahonda en la apuesta por dotar al grabado de profundidad cromática, con variedad de mezclas gracias a un repensado juego de planchas, utilizando cinco matrices distintas con su correspondiente orden de estampación, con una primera impresa en magenta en la que irán las letras grabadas y el motivo central y las siguientes que serán cuatro piezas independientes pero encajadas en la tirada definitiva para un segundo pase por la prensa y que dejan un hueco en el centro para poder conservar el blanco del papel y aportarlo a la paleta como un color más; así, cada una de estas cuatro planchas llevarían los colores rojo, amarillo, azul y verde. Vallauris 1956 Toros es otro alarde de color y de técnica de impresión similar al anterior, con una plancha principal en magenta que lleva las letras y los iconos y cuatro planchas superpuestas en la tirada, con –de arriba hacia abajo- rojo, amarillo, azul y rojo. Evidentemente, este complicado puzzle de impresión conlleva ciertos problemas, como las apariciones en algunas de las impresiones, en las partes de unión de las planchas más irregulares, de imperfecciones en el registro del color y ausencias de este (líneas blancas) o superposiciones de color no deseadas (líneas verdes).  Exposición 1958 Vallauris es quizás uno de los últimos ejemplos de puzle, con tres planchas, cada una entintada en un color, aunque a estas no se les ha superpuesto ninguna otra plancha ni color. A partir de aquí ya sólo nos podremos encontrar esta técnica en muy contadas ocasiones, como recurso de impresión en las complicadas bacanales de noviembre de 1959, como en Bacanal con toro, donde además del puzzle de planchas nos encontramos la estampación inversa en las figuras de la parte inferior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada